Obten mi nuevo
E-book GRATIS
maybe later...
July 29, 2020
Por

El quinto martillo

Post by 
Text Link

Dios tiene una manera muy particular y especial de mostrarnos el agrado que él tiene con el diseño que nos dio. A Él no le espantan nuestras tuercas un poco sueltas ni lo desmotivan nuestra lentitud en conquistar lo que el planeo para nosotros. Hoy leí algo que despliega esto en mi vida.


Pitágoras y el quinta martillo (Según una larga tradición, Pitágoras fue el inventor de la armonía, entendida en un doble sentido: como una relación de una serie limitada de sonidos musicales y, con más amplitud, como una doctrina de la inteligibilidad del mundo natural.)


Pitágoras estaba teniendo uno de esos días que no daba que 2 más 2 son 4 y salió a caminar para despejar su mente. Al pasar por una tienda de herreros escucho a 5 trabajadores adentro usando su martillo para doblar el hierro. Todos los martillos eran golpeados al mismo tiempo en unidad, el sonido organizado formaba un bello sonido, con todos los martillos cantando al mismo tiempo en armonía. Pitágoras entro como estruendo a la tienda del herrero rin y se llevó los 5 martillos! Él quería estudiar que hacía que su armonía sea tan bella, tal vez eso le ayudaría a descubrir lo que buscaba. Las semanas que siguieron, el peso y midió cada martillo. Él quería entender por qué no sonaban idénticos y más importante aún porque sonaban tan bien cuando resonaban en unisonó. Resulta que la proporción en peso de los primeros 4 martillos permitió el timbre en armonía, cada uno tenía un peso que era un múltiple del otro. Pero lo que me fascina más de esta historia es que el quinto martillo no seguía ninguna regla. El quinto martillo parecía espurio, la información no encajaba, era algo a ignorar.
Como muchos investigadores en el transcurso del tiempo, el boto el quinto martillo y publico su trabajo solo en los primeros cuatro martillos. ¡Pero resulta que el inadaptado, el quinto martillo era el secreto de toda la belleza del sonido!! Se daba así precisamente porque no era perfecto, precisamente porque le añadía un toque y una resonancia a un sistema que hubiese sido flácido sin él.

El quinto martillo no contribuye belleza y magia por encajar perfectamente. El quinto martillo brilla y sobresale por ser ilógicamente diferente.
¡Siempre he tenido un deseo intrínseco por ser diferente y ahora entiendo por qué! ¡Siempre he defendido a las personas por no encajar cuando otros las juzgan! ¡Ahora entiendo por qué!
¡Soy un quinto martillo! Esta historia me ayudo a mí a saber que aunque muchas veces no encajo a la norma, que aunque diferente fui creada con un propósito específico y especial!
¡Con esto te animo a aceptarte como tú eres en esencia!